miércoles, noviembre 09, 2005

Un cuadro

Una mujer está tendida en el piso de una sala a oscuras, sobre su costado, descansando placenteramente. Con un brazo sobre el piso, y el otro rodeando su cuerpo. En la expresión corporal, en sus piernas, su satisfacción es evidente. Tiene una trenza larga que va paralela a su brazo extendido. La mujer no es joven y es robusta. Con su blusa ancha (en la que se adivinan flores), y una falda negra, domina la parte central del cuadro, y su primer plano.

Por la boca de un corredor (que se ve en la parte superior derecha de la escena, que es nocturna) brota la luz.

La poca iluminación del cuadro da para que se vea la mujer entre grises y negros, con la cabeza en la zona más alejada de la luz y dando el frente. Además se ven los primeros niveles de unas escaleras rojizas, que están detrás de ella (más o menos en la parte superior central de la imagen, subiendo hasta la oscuridad absoluta). Las paredes se insinúan verdes en medio de las sombras y las pocas baldosas que se notan, tienen rayas blancas, verdes y rojas, que lucen viejas y más bien curtidas.

Así la mujer rodeada por la oscuridad, pero adornada por los rayos que le regala el corredor, sin decir una palabra enuncia su discurso de felicidad.

(En las noches calurosas de la Medellín de hace unos años, mi tía Jael, luego de cumplir sus labores, solía descansar sobre el piso frío con el mayor placer. Sin importarle nada y con una libertad inspiradora. Y en ese instante pensé que algún día pintaría ese cuadro "La Felicidad". Mientras aprendo de pinceles, recurro a las palabras).

6 Comments:

At 2:08 p. m., Anonymous diego said...

Pues mira que eres muy bueno con las palabras, porque de verdad he podido imaginarme el cuadro en mi cabeza con todos los detalles descritos, y hasta trataba de adivinar que cuadro famoso podría ser, y resulta ser que es uno que todavía no existe, pero que has creado con tu mente y el recuerdo. Muchas veces el mayor placer proviene de las cosas más sencillas, como ahora.
Donde aprendas a pintar como a escribir, Colombia tendrá otro pintor exitoso! Saludos!

 
At 6:31 p. m., Anonymous leumas said...

Dicen que una imagen vale mas que mil palabras, pero yo no creo q siempre sea así.
Tu descripción es estupenda, y de una gran verdad, la felicidad en esta vida son siempre esas cosas pequeñas que nos hacen disfrutar, que nos hacen sentirnos vivos. Las grandes gestas y demás muchas veces son utopias imposibles de conseguir.
Yo me quedo con mis cosas cotidianas.
Un saludo
Chau

 
At 11:03 p. m., Anonymous marcarlop said...

Te iba a preguntar el nombre del cuadro y el autor, pues lo estaba viendo con la imaginación.
Acabas de mostrarme que hay una nueva forma de pintar. Con palabras en la imaginación.

Un abrazo

 
At 6:57 a. m., Anonymous leodegundia said...

A mi me pasó como a Marcarlop, realmente pensé que el cuadro existía. De momento pintas con palabras, pero si tienes oportunidad, pinta con pinceles también, es muy gratificante.
Besos

 
At 10:21 a. m., Blogger Matías Zelick said...

Yo también pensé que el cuadro era real, y para mí lo es, me lo has dejado grabado.

 
At 2:03 p. m., Anonymous carlos said...

Yo con dibujando no soy bueno solo que pueda calcarlo de ahí a trazar líneas y que tomen forma no se me da, pero vaya que estas líneas que has escrito a la perfección describen toda la obra, describiste tan meticulosamente cada detalle del cuadro que solo necesita ser plasmado con colores y sería perfecto!!

perdona pero de pintura no tengo tanta pasión como por las letras

saludos desde Morelia

 

Publicar un comentario

<< Home