martes, noviembre 22, 2005

La semana pasada

La semana pasada fue especial, pues estuve dedicado enteramente a la labor periodísitca. Yendo y viniendo por toda la ciudad. Desde los hermosos edificios del norte de Bogotá, hasta los viejas torres del centro. Desde parqueaderos (muchos ubicados en sitios miedosos), hasta congestionados juzgados. Fue una semana para caminar por un mundo con el que casi no tengo contacto.

Nada de oficina. Tomé vacaciones para hacer mi reportaje sobre embargos de automotores. Trabajé fuertemente y espero que me salga bien, pero sinceramente, ese interesante trabajo no fue lo más importante de la semana anterior.

Lo más importante fue sentir el sol en mi rostro durante largo rato, vivir el afán de la lluvia en medio de unas calles repletas de gente. Caminar horas y horas de un edificio a otro, sin estar bajo techo más cincuenta minutos. Siempre yendo a otra fuente. Siempre tras otra pista... Y sin escritorio!!!

Fue una semana encantadora pues ir por todos lados preguntando las cosas que uno considera relevantes es interesante . Sobre todo, cuando el carnet de estudiante de periodismo facilita las cosas. Además, es agradable que la gente le cuente a uno sus dificultades, sus sueños y sus metas.

También fueron días de conflictos éticos. ¿Hasta dónde puedo ir? ¿Qué debo y puedo publicar? ¿Importa más el bienestar general que el particular? ¿Y si uno se hace amigo del particular? Hubo muchas cosas para consultar con la almohada. Muchos dilemas que resolver en la cebeza, meintras se escogía que ruta de bus tomar, o si era mejor ir al sur o al norte...

Cuando el horario de la oficina no es una limitación, uno puede mirar el paisaje con más calma, y permitirse charlar con la gente en las filas y en los autobuses. Entonces surgen las sorpresas: "Mi amigo X trabaja en embargos para este juzgado";" Mi sobrino es abogado de un banco para esas cosas";"A mi me quieren embargar una casa". En fin, tantos datos útiles, tantas cosas dolorosas, tanto mundo sobre el que uno pasa indiferente cada día.

Tuve tiempo para comprar un par de billetes de lotería, yendo en contra de mi aversión a los juegos de azar. Y para conversar con un lotero. Tuve hasta dos horas para perder esperando a un potencial entrevistado que nunca llegó.

Gocé de una hora para hacer una entrevista que no me sirvió para nada en este reportaje, pero que me dio ideas para otro (el próximo paro del sindicato judicial). Y disfruté de la experiencia de estar en un Café Internet, navegando por las páginas que quería, y de escribir mi blog desde otro espacio distinto a mi oficina. Y padecí la lentitud de esas conexiones de red, que me hicieron perder más de un comentario...

En fin... Me dí un paseo por la vida.

Extras:

Marcarlop: ¡Deu n'hi do tu bonito comentario!

Charles de Baltz: ¡Que bueno tenerte de vuelta por aquí!

Mensajera: Gracias a ti, que me has levantado tantas veces...

Sol: Siempre habrá acá mil colores para ti.

Carlos: Es chévere conocer gente a través del blog. España, Chile y México ahora me resultan muy familiares... Espero que pases pronto por Colombia para porderte invitar a un café de mi tierra... (Pero chévere probar el de Starbucks!! Conocer es un placer...)

Leumas: Estamos aquí para darnos energía. Es una de las pocas cosas que tengo claras, hermano...

Leodegundia: Gracias por tu comentario sobre mi foto: me da energía. Los comentarios que me dejas son muy prestosos

Caboblanco: Digamos que la palabra chévere es otra de las cientas de cosas que unen a mi país con Venezuela. Te las sabes todas, amigo...

Diego: Pues yo con el MTV latino, me familiaricé con chido... Saludos a Dani!

Matías: Es 'padre' que la gente reciba inspiración de uno. Aún no me la creo...
(Por otro lado... ¿Sabías que quí en Colombia, hay un pueblo que se llama "Don Matías"? Ahí te dejo el dato...)

Manijeh: Gracias por tu comentario tan chilo... En Bogotá te espera un café...

Gemuina: De acuerdo contigo. Hay que darle importancia a las noticias positivas... Como periodista, te prometo que haré lo que esté a mi alcance por mostrar las cosas chéveres del mundo...

10 Comments:

At 7:18 p. m., Blogger Azusa said...

Como bien dices de vez en cuando es bueno salir de las cuatro paredes y gozar de la vida en el exterior.
hace algunos años a veces me encantaba salir a dar un paseo antes de ir al instituto sólo por gozar de un ratito de libertad y serenidad, al aire libre...
Un saludo

 
At 7:57 p. m., Anonymous diego said...

No paras Raúl, eres una máquina. Oye, lo que cuentas suena todo muy interesante, espero que podamos leer el reportaje que has hecho, y sino, alguna de tus entrevistas que siempre suenan muy interesantes.
Es bueno caminar y (re)descubrir tu ciudad, y a su gente. Y hacer cosas diferentes, siempre debemos buscar eso.
Un saludo desde Guadalajara, que estés muy bien.

 
At 5:54 a. m., Anonymous Charles de Batz said...

Me alegro de que hayas podido hacer un pequeño paréntesis para salir a la calle en busca de la noticia. Eso es siempre gratificante. Espero que cuando te publiquen los artículos podamos leerlos en la edición digital de la publicación en la que trabajas; por lo que cuentas deben ser muy interesante lo que escribes...

Salud y Fraternidad

 
At 10:33 a. m., Anonymous Mensajera28 said...

Siempre me sorprendes, yo sabia que detras de tanto silencio habia una preparacion y una buena excusa para acercarte al mundo.

 
At 2:09 p. m., Anonymous Angelita said...

Qué chévere (como dices tú)

No te sentiste un poco desilusionado cuando te diste cuenta que la "almohada" es una amiga tan cálida y a la vez tan silenciosa? A mí me pasó.. jeje

Cariños,

 
At 9:38 a. m., Anonymous manijeh said...

Hacer tu mismo trabajo, que tanto te apasiona, y sólo cambiar de "escritorio" suena muy interesante. Además a mi el periodismo siempre me ha parecido de las carreras más respetables e interesantes. Que bien que disfrutes mucho lo que haces. Variarle al trabajo y encontrarle nuevas caras siempre es bueno.

 
At 1:37 p. m., Blogger Matías Zelick said...

Don Raúl! Leerle y notar que es usted tan feliz, me recuerda que mi amigo colombiano siempre nos hablaba de "usted" porque decía que hacerlo de "tú" podría prestarse a malas interpretaciones, así que lo hago de este modo para expresarle mi felicidad de notarle tan contento, incluso hasta en su fotografía. Me da mucho gusto, un saludo amigo!

 
At 1:00 a. m., Anonymous leodegundia said...

Está claro que al elegir la carrera de periodismo acertaste, creo que vas a resultar un magnífico profesonal. Te felicito.
Un abrazo

 
At 6:56 p. m., Anonymous carlos said...

Que interesante semana tuviste, lleno en tu trabajo de lo que mas gozas realizar, tu que tanto te mueves para conseguir un reportaje y hacer algo muy bien esmerado, y aún así seguir aprendiendo de las vueltas que da la vida.
Me encanta tu blog de como describes todo. Algún día iré a Colombia, por un rico y delicioso café, y de paso a probar el gourmet de Colombia, que platillo típicos se hacen por allá??

un abrazo desde Morelia

 
At 12:57 p. m., Blogger Rizzo said...

Y pasear por la vida es lo que hacemos todos. Unos con la cabeza gacha, otros a medias, y los últimos con la cabeza bien alta.

Digo yo que lo mejor será gozar de la libertad, hacer lo que uno quiere, así entraremos al tercer grupo (los cabezas hacia arriba). Un saludo desde Barcelona. :)

 

Publicar un comentario

<< Home